Categorías
Inmigración

Inmigración masiva en España ⬛ Vox falsea datos oficiales para azuzar el miedo a la inmigración en Andalucía



Abascal se apoya en los ‘antiimigración’ de la UE para azuzar en su bastión andaluz, Almería, la idea de que los inmigrantes elevan la delincuencia y acabarán con el Estado del Bienestar

Vox despliega en la antesala de la campaña andaluza datos que vinculan inmigración y delincuencia. Las cifras, incluidas en un informe elaborado por la Fundación Disenso, su ‘think tank’ contra la ‘dictadura progre’, con el título ‘Mitos y Realidades sobre la Inmigración en España’, no figuran en el registro oficial del Ministerio de Interior. El Gobierno confirma que esos datos no se corresponde con ninguna de las estadísticas oficiales sobre criminalidad en España. ONGs como Andalucía Acoge remiten a la Agencia Stop Rumores para desmontar esas cifras.

Desde la Fundación Disenso no contestaron a la pregunta de este medio sobre el origen de los datos incluidos en ese informe y para los que no figura ninguna fuente oficial en el documento, aunque este periódico ha podido comprobar que son datos por condenas e infracciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2020. Los expertos desaconsejan usar esos datos para vincular inmigración y delincuencia y señalan que esas cifras permiten conocer la nacionalidad, por continentes de los condenados, pero no su situación en España. La mayoría de condenados extranjeros son de otros países de la UE.

El informe fue presentado en Almería, el bastión andaluz de Vox, la única provincia donde el partido ganó en un municipio, El Ejido, las últimas elecciones autonómicas. La presentación estuvo liderada por Santiago Abascal y Macarena Olona, que estuvieron acompañados de varios eurodiputados de partidos antiinmigración en la Unión Europea. En concreto, estuvieron presentes el diputado de Hermanos de Italia, Carlo Fidanza; el sueco Charlie Weimers, de los conservadores europeos, y Rob Roos de JA 21, de Países Bajos.

El informe, de 36 folios, incide en dos ideas, vincula inmigración y delincuencia y subraya que una presencia sin controlar de extranjeros acaba con el Estado del Bienestar, obviando su contribución en una sociedad cada vez más envejecida.

Vox incluye datos sobre población y delitos, para concluir que el 25% de infracciones son cometidas por población extranjera, que representa el 11% del censo. No aclaran de donde han obtenido esas cifras. El portal estadístico de criminalidad del Ministerio de Interior señala que en Andalucía, en el balance de 2021, se cuentan un total de 314.894 infracciones penales, con 16.798 investigados y detenidos de origen extranjero, lo que arrojaría un porcentaje del 5,3%. Veinte puntos por debajo del dato que utiliza Vox. Interior subraya que sus estadísticas que son “objetivas y completas” no aparece esa cifra “en ningún caso”.

Desde el Ministerio insisten además en que no es ni siquiera riguroso utilizar el origen para hacer estadísticas de los delitos, porque puede haber nacionales de origen extranjero y españoles nacidos fuera del país, por lo que no se considera fiable para discriminar las cifras la estadística del INE. El dato más fiable, aseguran desde el Gobierno, para establecer paralelismos es utilizar la cifra total de criminalidad y la llegada de inmigrantes.

En el periodo de 2018 a 2021, Andalucía ha registrado un descenso de su tasa de criminalidad, pasando del 39,9 al 37,2. Ello a pesar de que el propio informe de Vox señala como un problema el crecimiento de la inmigración en España, cuyo peso en la población total ha pasado del 2,11% en 1995 al 12,9% en 2019, mientras que en los últimos años las tasas de criminalidad decaen en el que sigue siendo, por los datos, uno de los países más seguros de Europa.

En el Instituto de Estadística de Andalucía (INE) los últimos datos disponibles que permiten discriminar cifras por nacionalidad y delitos son de 2020, año de la pandemia, y arrojan una caída en picado de las condenas por todos los delitos. En 2020 fueron condenados por sentencia firme 221.437 adultos, un 22,8% menos que el año anterior, y 11.238 menores, un 20,4% menos. Según esta estadística, la población extranjera supondría 6.605 de 42.464 condenas en Andalucía, con una importante caída respecto al año anterior (54.848 condenas). Según ha podido comprobar este periódico, estos del INE son los datos sobre los que basa la fundación de Vox su informe y señalarían, en su contexto completo, que en 2020 se contabilizaron 311.271 delitos e infracciones en España, frente a los 412.571 del año anterior. Vox obvia ese contexto de caída de los delitos.

Las cifras de Interior insisten además en que en Almería no se refleja ningún problema de inseguridad. Obviando la distorsión que supuso la pandemia, las cifras de 2019 y 2021 señalan que las infracciones penales descienden en esta provincia y pasan de 27.579 a 26.110, en total. En Almería el peso de la población inmigrante está el 21,8%, muy por encima de la media nacional (10,37%) y andaluza (8,8%). Uno de cada tres extranjeros es marroquí. Una realidad en la que Vox tiene más fácil desplegar su discurso y que le valió en las últimas elecciones autonómicas para arrasar en determinadas localidades de esa provincia andaluza.

Abascal azuzó en Almería “el miedo” en los barrios más pobres “por el aumento de agresiones, violaciones, bandas, ocupaciones y narcotráfico” y se jactó de que Vox es el único partido que habla de esta realidad pese a las acusaciones de los medios de comunicación que los acusan de generar racismo y xenofobia. El líder de Vox sostuvo que en Almería “el 35%” de los delitos son cometidos por inmigrantes, un dato muy por encima de la media nacional.

Olona pidió la expulsión de los inmigrantes que cometan un delito y el fin de las políticas multiculturales. “No ha funcionado en Suecia, ni en Francia, ni en Bélgica y tampoco va a funcionar en España. Con VOX en San Telmo asumiendo la Presidencia, la situación va a cambiar radicalmente y seremos foco de esperanza para toda España”, sostuvo. Olona copió el discurso de Le Pen en Francia y vinculó la inmigración con los delitos sexuales, asegurando que son una amenaza para la libertad de las mujeres y los homosexuales. “Nunca en España una mujer anduvo en España con tanto riesgo como ahora”, señaló. El mensaje de Vox se centra cada vez en la población musulmana. Los datos de Interior señalan que un 25% de los delitos contra la libertad sexual en 2021 estaría cometido por extranjeros.

Los expertos señalan que el problema no es la raza o el origen de las personas, sino la situación de exclusión de muchos extranjeros en España. El 82% de las personas extranjeras en España vive en riesgo de pobreza o exclusión social frente al 18% de nacionalidad española.

Según el último barómetro del Centro de Estudios Andaluces (Centra), la inmigración es el principal problema de la región para el 0,5% de los ciudadanos y se sitúa en el puesto 22 de un ranking en el que la anteceden cuestiones como el desempleo, la carestía de la vida o la insatisfacción con el Ejecutivo central o los partidos políticos. Este porcentaje se reduce tres décimas, y se sitúa en el 0,2%, cuando se estudia la incidencia del problema y se pregunta al encuestado si le afecta personalmente. La bajada es más acusada si comparamos ese 0,5% con el 0,9% para el que el fenómeno migratorio suponía una preocupación en el barómetro de diciembre de 2021.

Noticias relacionadas





Fuente del artículo