Categorías
Ceuta Ceuta y Melilla España Inmigración Jens Stoltenberg Melilla OTAN Pedro Sánchez

Inmigración masiva en España ⬛ El jefe de la OTAN elude pronunciarse junto a Sánchez a su petición de ayuda para proteger Ceuta y Melilla


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido ayuda al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, para que la Alianza Atlántica defienda Ceuta y Melilla. Lo ha pedido tras el asalto que se produjo en Melilla la semana pasada, con la entrada de centenares de ilegales a nuestro país, y tras un giro en las relaciones diplomáticas tanto con Marruecos como con Algeria. Su petición, por eso, parece estar abocada a caer en un saco roto.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha avanzado esta mañana que no habrá mención explícita a Ceuta y Melilla en la hoja de ruta que guiará la estrategia defensiva de la OTAN durante los próximos diez años. La titular de Defensa ha explicado que «en el nuevo concepto estratégico se habla de la protección de la integridad territorial de cada uno de los Estados».

España exige a la OTAN que centre sus esfuerzos en lo que se conoce como flanco sur para atender a las amenazas procedentes de África, haciendo una mención explícita a las dos Ciudades Autónomas. El jefe del Ejecutivo español ha advertido la necesidad de que el Concepto Estratégico que se aprobará esta semana incluya una visión de «360 grados» con un propósito «rotundo» de que esta Cumbre envíe un mensaje de unidad por parte de los aliados. Pero pese a la llamada de auxilio de Sánchez, Stoltenberg ha evitado mojarse.

Dice el presidente del Gobierno que «las democracias se unen para defender la democracia, los valores de libertad, pluralidad política, respeto a los derechos humanos y defensa de un orden internacional basado en reglas». Stoltenberg ha subrayado la importancia de marcar la «hoja de ruta» de la Alianza «en un mundo más peligroso y más impredecible», sobretodo tras el estallido de la invasión rusa en Ucrania y la amenaza que supone la digitalización.

Según ha detallado Stoltenberg, la Alianza pondrá en marcha cambios «importantes» en su política de disuasión y defensa con fuerzas «más preparadas, activas y equipos sobre el terreno». Además, acordará un «exhaustivo» paquete de medidas para que Ucrania «pueda mantener su derecho de autodefensa».

Sánchez y el líder de la OTAN han realizado este martes una visita a las instalaciones en Ifema que acogerán la Cumbre durante los dos próximos días. Han recorrido los dos pabellones construidos para la ocasión, que ocupan un espacio de 50.000 metros cuadrados, y comprobado que todo está listo antes de que este miércoles arranque el cónclave. El recinto ferial se ha vaciado por completo y se ha blindado un perímetro de tres kilómetros alrededor de estas instalaciones para garantizar la seguridad de los líderes mundiales.

El líder de la OTAN ha querido agradecer personalmente a Pedro Sánchez su compromiso euroatlántico y la labor en la organización de la cumbre. También ha recordado el compromiso de España con la Alianza, que se materializa en las misiones internacionales en las que participan las Fuerzas Armadas. España forma parte de un despliegue de disuasión en Letonia, participa en las misiones de policía aérea del báltico y cuenta con buques de la Armada encuadrados en las patrullas marítimas permanentes en el Mediterráneo y el Mar Negro.



Fuente del artículo

Categorías
Ceuta y Melilla España Esteban González Pons Inmigración OTAN Partido Popular PP

Inmigración masiva en España ⬛ El PP pedirá a la OTAN una “garantía” de protección para territorios de su frontera como Ceuta y Melilla


El Partido Popular pedirá a la OTAN en la próxima Cumbre de Madrid, fijada para los días 29 y 30 de junio, que plasme por escrito una «garantía» de protección de «territorios no peninsulares» de su frontera sur, como es el caso de Ceuta y Melilla. Así consta en un documento que ha elaborado el principal partido de la oposición con la vista puesta en dicha cumbre y que remitirá en los próximos días al Gobierno y al resto de fuerzas políticas -a modo de «Pacto de Toledo»- para buscar un Pacto de Estado en materia de defensa y seguridad nacional.

En rueda de prensa en la sede de Génova tras la reunión del Comité de Dirección, el vicesecretario de Institucional y vicepresidente del PP europeo, Esteban González Pons, ha denunciado que la política de defensa del país no puede depender de los «intereses partidistas» del Gobierno de turno. Se da la circunstancia de que una parte del Ejecutivo de coalición de Pedro Sánchez, esto, Unidas Podemos, ya ha mostrado su rechazo tanto a la Alianza como a la celebración de esta cumbre.

«Habíamos visto al Gobierno pelearse con las matemáticas, con la estadística, y ahora también lo vemos contra la lógica diplomática. Sánchez trabaja contra el prestigio internacional. Ha conseguido el milagro de poner de acuerdo a Argelia y Marruecos en que España tiene un Gobierno débil», ha denunciado Pons.

En la actualidad, el Tratado de la Alianza Atlántica no incluye forma explícita a Ceuta y Melilla bajo la protección de la OTAN, si bien en caso de que estas ciudades autónomas, en el punto de mira de Marruecos, fueran agredidas, la defensa colectiva quedaría finalmente en virtud de la «decisión política» de los aliados, según sostiene la propia Alianza.

En este contexto, González Pons ha avanzado que su partido también planteará que la OTAN examine la colaboración ya existente en Asia Pacífico y que se explore en América Latina y, en especial, en el área euro mediterránea para estrechar relaciones con los países del norte de África. De este modo, el vicesecretario de Institucional ha abogado por una OTAN «más grande», subrayando que la Alianza «no sólo es un pacto militar sino también un pacto político», en tanto «no defiende países sino principios políticos como la democracia»-

Calviño

Además, González Pons ha querido referirse a las palabras pronunciadas horas antes por la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, quien ha vinculado al régimen de Vladímir Putin con la ruptura del Tratado de Amistad por parte de Argelia tras el volantazo de Sánchez sobre el Sáhara ante Marruecos. Calviño ha manifestado que hace ya meses que ha observado que Argelia «estaba cada vez más alineado con Rusia», por lo que no le ha sorprendido, ha dicho, su decisión de suspender el Tratado de Amistad con España.

Ante ello, González Pons ha replicado a Calviño que el argumento de culpar a Putin de la nefasta gestión diplomática del Gobierno es «sorprendente» cuando Argelia «tiene muchas relaciones con Italia». El dirigente del PP ha reprochado aquí a la vicepresidenta primera de ser «poco creíble». Precisamente, los analistas ven probable que Argelia se incline ahora por Italia como socio preferente en el suministro de gas al continente europeo, encareciendo el precio a España.



Fuente del artículo

Categorías
Ceuta Ceuta y Melilla España Fronteras Inmigración Marruecos Melilla

Inmigración masiva en España ⬛ Marruecos sigue toreando a España con las aduanas en Ceuta y Melilla


El asunto de la apertura de aduanas en Ceuta y Melilla que dio por hecho Pedro Sánchez tras reunirse con Mohamed VI tiene toda la pinta de encallarse por la escasa disposición del reino alauí de dar el visto bueno al proyecto. Marruecos no ve con buenos ojos las trabas que ambas aduanas supondrían para el libre paso de mercancías.

Este martes ha habido en el Ministerio de Exteriores una nueva reunión de las delegaciones de ambos países que se ha cerrado, nuevamente sin acuerdo, pese a que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo anunciara como uno de los pactos alcanzados y cerrados. Pero Marruecos nunca ha dicho que así fuera.

De hecho, el director general de Aduanas del país vecino, Nabil Lakhdar aseguró el pasado jueves en una entrevista publicada en la edición digital de la revista Tel Quel, que las «condiciones geográficas» no permiten construir las instalaciones para las aduanas en Ceuta y Melilla y que el tema «no era de actualidad» para Marruecos. Todo un jarro de gua fría para las aspiraciones españolas, si bien es cierto que luego Nabil Lakhdar rebajó sus palabras.

La frontera de Melilla ya existe, pero hay que reabrirla, mientras que la de Ceuta hay que crearla. Pero España y Marruecos aún no han conseguido cerrar este martes el acuerdo para ambas opciones. Está caro que para Rabat no es un asunto de vital importancia.

La falta de acuerdo para las aduanas en Ceuta y Melilla ha sido notificado por fuentes diplomáticas a EP tras el encuentro mantenido este martes en Madrid entre representantes de los ministerios de Asuntos Exteriores, Interior y Hacienda y sus homólogos marroquíes.

Las citadas fuentes no han entrado en detalles sobre el contenido de la discusión o si se han producido avances concretos en los asuntos a tratar, más allá de precisar que las partes han acordado seguir con las conversaciones «en los próximos días en Marruecos».

Dudas de Marruecos

Las autoridades marroquíes de Exteriores se desmarcan de uno de los hitos en la nueva etapa en la relación que ha venido esgrimiendo el propio Sánchez y también el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, nada más terminar la cena con la que España y Marruecos pusieron fin a la grave crisis diplomática vivida hace un año a raíz de la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Todavía en Rabat, a Sánchez le faltó tiempo para anunciar que entre los pasos que se iban a dar en el marco de la hoja de ruta pactada figuraba la reapertura de las fronteras, lo que incluiría la aduana de Melilla, que Marruecos cerró de forma unilateral en 2018, y la apertura de una instalación de este tipo en Ceuta, donde nunca existió. No obstante, Rabat nunca ha confirmado hasta ahora que este paso vaya a darse.

En este contexto, el Ministerio del Interior anunció este domingo por la tarde que España y Marruecos se reunirían en Madrid este 7 de junio para completar el proceso de reapertura de la frontera terrestre iniciado el 17 de mayo para residentes de la Unión Europea y con permiso para circular en Schengen y que, desde el 31 de mayo, se amplió a trabajadores transfronterizos.

En un escueto comunicado, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska explicaba que la reunión se celebraría «entre las administraciones competentes para establecer las modalidades y el calendario de finalización del proceso de normalización de la circulación de personas y mercancías por los dos puestos terrestres».

Interior enmarcó la reunión en «la aplicación de los compromisos de la declaración conjunta del 7 de abril» y más en particular «en lo relativo a la progresiva normalización de la circulación de personas y mercancías, por medio de los sistemas de control aduanero y de personas».



Fuente del artículo

Categorías
Andalucía Ceuta y Melilla España Inmigración Marruecos Soberanía Vox

Inmigración masiva en España ⬛ Vox exige a Marruecos que reconozca “sin reservas” la soberanía española sobre Ceuta y Melilla


Vox ha registrado una proposición no de ley para que Marruecos reconozca de forma «explícita y sin reservas» la soberanía española sobre Ceuta y Melilla, exigencia que traslada también a otros territorios como las islas Chafarinas, los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera y el islote de Perejil.

La formación de Santiago Abascal advierte en un comunicado difundido este martes de que el rey marroquí Mohamed VI está aprovechando «la debilidad del Gobierno» de coalición PSOE-Podemos para «hacer de sus aspiraciones una realidad». Asimismo, destacan que la existencia de territorios de soberanía española en el norte de África ha constituido una de las «principales problemáticas» en las relaciones bilaterales entre España y Marruecos, país que alega el supuesto carácter «colonial» de dichos territorios.

Vox busca con esta iniciativa parlamentaria promover diplomáticamente este reconocimiento por parte del país vecino, que acumula numerosas afrentas a España en los últimos meses. La más grave, la invasión orquestada de Ceuta. Por su parte, el Gobierno de Sánchez, lejos de defenderse, anunció el pasado 18 de marzo -y sin consulta previa al Congreso de los Diputados- su respaldo a la propuesta marroquí sobre el territorio del Sáhara Occidental.

Un plan, recalca Vox, que «jamás ha obtenido el respaldo del Consejo de Seguridad ni de la Asamblea General de las Naciones Unidas». La decisión del Ejecutivo central, en tanto potencia administradora del Sáhara Occidental, ha constituido una «grave violación del derecho internacional», según sostiene la Asociación Española de Profesores de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales.

Ansias anexionistas de Marruecos

Las aspiraciones anexionistas de Marruecos respecto de Ceuta y Melilla «carecen de base jurídica», sostiene el comunicado, ya que dichos territorios forman parte de España «a todos los efectos» y antes de la constitución formal de Marruecos como Estado en 1956. Ceuta es española desde 1668 y Melilla desde 1556.

Junto con las ciudades de Melilla y Ceuta, España ostenta también la soberanía de otros territorios como las islas Chafarinas, los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera y el islote de Perejil. «Todos estos territorios también pertenecen a España y mantienen el mismo estatuto desde su integración en la Corona, por diversos modos de adquisición del título de soberanía. Estas islas y peñones dependen única y exclusivamente del Gobierno de España», incide Vox.

Asimismo, «la soberanía española sobre todos estos territorios está incluida expresamente en el artículo 3 del Tratado de Paz y Amistad de 26 de abril de 1860 celebrado entre España y Marruecos. Entonces el gobierno marroquí no formuló ninguna reserva formal ni tampoco con ocasión de la firma de la declaración conjunta hispano-marroquí de 7 de abril de 1956 en la que se reconocía la independencia de Marruecos, cuyo artículo 2 hacía mención expresa a la territorialidad marroquí garantizada por tratados internacionales».

A pesar de ello, «Marruecos ha aspirado a la anexión de los territorios españoles en el norte de África en contradicción con las normas de derecho internacional exigibles legalmente», alertan. Tanto es así que la «actitud hostil marroquí» hacia España ha sido palpable desde los años 90 mediante la ‘estrategia del chantaje migratorio’, considerado tanto por la Guardia Civil como por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) como una «amenaza latente», subraya Vox, «dada su posibilidad de reproducción en cualquier momento».

La formación de Santiago Abascal recuerda que la última «gran avalancha migratoria» impulsada por Marruecos en Ceuta en mayo de 2021 fue de «tal gravedad» que incluso llevó al vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Protección del Estilo de Vida Europeo, Margaritis Schinás, a declarar que «Europa no se dejará intimidar por nadie en el tema de la inmigración». «En los últimos meses hemos visto tentativas de instrumentalizar este asunto por parte de terceros países y vamos a dejar muy claro que nadie puede chantajear a la UE», advirtió entonces.

En resumen, concluye, Vox, «cabe concluir que Mohamed VI aprovecha la debilidad del Gobierno de coalición PSOE-Podemos para hacer de sus aspiraciones una realidad y, por otra parte, se beneficia de la ausencia de una política exterior firme de los sucesivos gobiernos».

Por todo ello, el partido exige al Gobierno que «defienda sin ambages la españolidad de Ceuta, Melilla, las islas Chafarinas, los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera y el islote de Perejil», así como la protección de los españoles allí residentes. En este sentido, Vox pide al Congreso que inste al Ejecutivo central a «promover diplomáticamente el reconocimiento explícito y sin reservas, por parte del Reino de Marruecos, de la soberanía española» de los citados territorios, «convirtiendo esta afirmación de su españolidad en la base de las relaciones bilaterales entre ambos países».



Fuente del artículo

Categorías
Ceuta y Melilla España Gobierno Inmigración Marruecos Pedro Sánchez

Inmigración masiva en España ⬛ Moncloa no protestará por el mapa oficial que se anexiona Ceuta y Melilla


El Gobierno de Pedro Sánchez ha declinado elevar una queja formal a Marruecos por el mapa de la web oficial de su embajada en Madrid donde se anexiona Ceuta y Melilla. El grupo de Vox en la Cámara Baja instó al Ejecutivo socialcomunista mediante una iniciativa parlamentaria a formular tal protesta ante las autoridades de Rabat. Sin embargo, Moncloa no piensa hacerlo a tenor de la contestación dada a la tercera fuerza del hemiciclo.

En concreto, Teresa López, diputada de Vox por Ceuta, denunció que el régimen de Mohamed VI «persiste en su política agresiva con sus reclamaciones de soberanía sobre las ciudades españolas de Ceuta y Melilla». Y el caso del mapa oficial donde Rabat se anexiona ambas ciudades autónomas es un ejemplo de ello. De este modo, López instó el pasado marzo al Gobierno a decir si había previsto la presentación de una queja formal, o en caso contrario, cuáles eran los motivos para no hacerlo.

Sin embargo, el Ejecutivo ha echado balones fuera descartando un movimiento en este sentido. En su respuesta, consultada por OKDIARIO, Moncloa se limita a decir que «el Gobierno defiende con firmeza la integridad territorial de España y vela por el desarrollo y la prosperidad de Ceuta y Melilla». Y remite tanto a dos comparecencias públicas de Pedro Sánchez sobre «la nueva etapa de las relaciones con Marruecos» como a otra del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, en el Congreso de los Diputados el pasado 23 de marzo de 2022.

Web oficial de Marruecos con el mapa donde se anexiona Ceuta y Melilla.

Moncloa cita también las palabras de Sánchez el 7 de abril ante la prensa tras su audiencia con el rey Mohamed VI en Rabat, afirmando que «la soberanía nacional del territorio nacional de España está fuera de toda duda, incluida también Ceuta y Melilla».

En la exposición de motivos de su iniciativa, Teresa López también criticó que el Gobierno desatienda la protección de los intereses nacionales y priorice, en cambio, como ejes de actuación «el feminismo, la diversidad, la firme defensa de un mundo más sostenible, habitable y verde, o la mejora de la gobernanza global a través de la promoción de una mayor integración regional y de un multilateralismo renovado y reforzado», tal y como consta en la Estrategia de Acción Exterior 2021-2024.

Inclusión

El pasado febrero, Vox llevó también al Senado una iniciativa para promover la inclusión explícita de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla bajo la protección de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Sin embargo, la proposición no de ley fue rechazada en la Comisión de Defensa de la Cámara Alta con los votos del PSOE y sus socios soberanistas y separatistas. Por su parte, el Grupo Popular votó a favor, si bien dijo no compartir «la perspectiva apocalíptica» de la formación de Santiago Abascal sobre Ceuta y Melilla.



Fuente del artículo

Categorías
Ceuta y Melilla España Fernando Grande-Marlaska Gobierno Inmigración Marruecos Ministerio del Interior Pedro Sánchez

Inmigración masiva en España ⬛ El Gobierno mantiene sin fecha su plan para proteger Ceuta y Melilla


En plena crisis del espionaje e inmerso en el idilio con Marruecos, el Gobierno evita poner fecha a la aprobación del Plan integral para Ceuta y Melilla que Seguridad Nacional reclama por las amenazas a la frontera española.

Moncloa, como reveló OKDIARIO, lleva meses retrasando este plan, destinado a proteger de manera «integral» a estas dos ciudades autónomas que «por su localización geográfica en el continente africano y por la especificidad de su frontera española y europea, requieren de una especial atención por parte de la Administración General del Estado para garantizar la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos», según recoge la última Estrategia de Seguridad Nacional, aprobada en diciembre.

Ahora, en un documento oficial remitido al Congreso de los Diputados y en el que se recoge precisamente la información publicada por este periódico, el Gobierno justifica que el plan «requiere de una articulación y elaboración que no se puede improvisar», dilatando así una vez más su aprobación. La respuesta se produce en plena crisis por el espionaje con Pegasus al presidente del Gobierno y a los ministros de Defensa, Margarita Robles, e Interior, Fernando Grande-Marlaska, según la versión ofrecida por La Moncloa. Algunas informaciones han apuntado a Marruecos, si bien desde el Gobierno han descartado hablar de la autoría.

La primera de las intrusiones al móvil de Sánchez se habría producido en el contexto de la entrada masiva de unos 10.000 inmigrantes en Ceuta entre el 17 y 18 de mayo del pasado año. La segunda habría tenido lugar el mismo día en que Marruecos emitió un comunicado en el que advirtió que la crisis diplomática con España estaba motivada por la postura del Gobierno respecto al Sáhara Occidental. Cabe recordar que, el pasado mes de marzo, Sánchez dio un giro histórico a la posición española en este conflicto alineándose con las tesis marroquíes y apoyando su plan de autonomía.

Sumisión a Marruecos

Desde entonces, el Gobierno ha defendido la relación fluida con Marruecos. Precisamente, la cuestión de las fronteras de Ceuta y Melilla es uno de los puntos más conflictivos en la convivencia entre ambos países. De hecho, la carta remitida en marzo por el presidente español al Rey Mohamed VI, en la que le confirmaba su cambio de postura con respecto al Sáhara, evitaba citar directamente estas dos ciudades autónomas. Posteriormente, en el comunicado emitido tras su visita a Rabat, a principios de abril, tampoco se hacía mención alguna a la integridad de Ceuta y Melilla. Sánchez tuvo que precisar posteriormente que «la soberanía nacional de España está fuera de toda duda».

El objetivo de este plan integral para Ceuta y Melilla, según el Gobierno, es «abordar todos los aspectos que contribuyen a la seguridad de las dos ciudades autónomas», como son los asuntos «económicos, seguridad de fronteras, control en pasos fronterizos o seguridad de comunicaciones», entre otros.

Hace un año, en plena crisis por la llegada masiva de inmigrantes, el entonces jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, ya lo anunció en el Congreso de los Diputados. Redondo alertó entonces de que la crisis con Marruecos, «lejos» de circunscribirse a una crisis migratoria, era «una herramienta más de las utilizadas en el marco de las estrategias híbridas».

Tras la cesión en el Sáhara, OKDIARIO ya reveló que el Gobierno había enfriado este plan alegando que  «por su marcado carácter transversal, requiere de la participación de muchos ministerios y organismos, así como de la colaboración de las dos ciudades autónomas», además de «numerosos y distintos estudios previos». «Por todo ello, su elaboración y aprobación final va a demandar mucho tiempo y dedicación», concluía el Ejecutivo en otra respuesta al Congreso.

Ahora, tras aquella información de este periódico, el Ministerio del Interior resuelve que el plan «requiere de una articulación y elaboración que no se puede improvisar».

Y ello cuando se ha procedido ya a la reapertura de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla con Marruecos, tras más de dos años cerradas por la Covid-19. Un hecho que provoca preocupación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los guardias civiles han alertado de que sólo cuatro agentes vigilarán el paso de más de 20.000 personas al día.



Fuente del artículo

Categorías
Andalucía Ceuta y Melilla España Fronteras Inmigración Marruecos

Inmigración masiva en España ⬛ reabrirá sus fronteras un 17 de mayo, día de la invasión de Ceuta


España y Marruecos reabrirán sus fronteras el próximo 17 de mayo. La fecha escogida por ambos gobiernos puede parecer casual, pero ese mismo día de 2021 las autoridades marroquíes alentaron la invasión de Ceuta en plena crisis diplomática por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. Más de 10.000 inmigrantes alcanzaron ilegalmente la ciudad española del norte de África.

Así lo ha anunciado este jueves el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en Valdemoro (Madrid). En un comunicado emitido por Moncloa, se señala que «la reapertura es fruto del trabajo bilateral realizado con las autoridades marroquíes en el marco de la hoja de ruta acordada tras el encuentro mantenido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey de Marruecos, Mohamed IV».

Ya el pasado abril, en la visita a Marruecos de Sánchez, Rabat quiso dejar clara la claudicación del Gobierno central poniendo boca abajo la bandera de España en la cena que ponía fin a las tensiones entre ambos países tras la entrega del Sáhara Occidental 46 años después. Una humillación que Mohamed VI vuelve a recalcar sutilmente en la fecha elegida para la reapertura de los pasos fronterizos con Ceuta y Melilla tras más de dos años con el telón bajado.

Dos fases

La reapertura, tal y como ha explicado el Ministerio del Interior, será gradual, ordenada y con todas la garantías sanitarias y de seguridad. Así, volverán a abrirse desde la medianoche del lunes al martes día 17 los pasos de El Tarajal, en Ceuta, y de Beni Enzar, en Melilla, tanto para los ciudadanos y residentes de la Unión Europea como para aquellas personas autorizadas a circular en el espacio Schengen. Marruecos fijará sus condiciones en sentido inverso.

A partir del 31 de mayo se abrirá una segunda fase en la que podrán ingresar en territorio español a través de esos mismos pasos fronterizos los trabajadores transfronterizos legalmente reconocidos, así como aquellos que, por caducidad de la tarjeta que les acredita como tales, hayan obtenido un visado específico para Ceuta y Melilla.

Hoja de ruta con Marruecos

En declaraciones a la prensa tras presidir el acto por el 178 aniversario de la Guardia Civil, el ministro Marlaska ha señalado que el Gobierno trabaja en lo que respecta «al resto de personas susceptibles de transitar libremente por las fronteras, así como las mercancías». El Ministerio de Asuntos Exteriores anunció que para regular el paso de mercancías y evitar el comercio atípico se retomaría la aduana de Melilla y se abriría una nueva en Ceuta.

Marlaska ha especificado que se mantienen los controles sanitarios a «todos los colectivos según vayan entrando», siguiendo con las pautas del Ministerio de Sanidad y las autoridades marroquíes para prevenir el Covid-19. «Bien el certificado o pasaporte Covid, bien si no el certificado de recuperación», ha detallado.

Sobre la aplicación de la excepción en el tratado Schengen para las zonas limítrofes a Ceuta y Melilla -que se venía aplicando antes del cierre-, Grande-Marlaska ha señalado que «se mantiene igual», especificando que «al principio podrán acceder las personas que tengan residencia Schengen».

Refuerzo de seguridad

El Ministerio del Interior ha reiterado que, de forma complementaria a la orden ministerial, se ha ordenado el refuerzo de los efectivos policiales tanto en Ceuta como en Melilla, movilizándose para ello a efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Dentro de este proceso gradual, los grupos de trabajo hispano-marroquíes determinarán las siguientes categorías de personas y mercancías que podrán acceder a Ceuta y Melilla a través de la frontera con Marruecos.

Además, la orden de fronteras que dictará el ministro del Interior prorroga todas las restricciones que se aplican en la actualidad a las fronteras exteriores terrestres, marítimas y aéreas españolas en virtud de las recomendaciones del Consejo de la Unión Europea con motivo de la crisis sanitaria hasta las 24:00 horas del 15 de junio de 2022, y sustituye a la actual, que quedaba sin validez este domingo 15 de mayo.



Fuente del artículo

Categorías
Andalucía Ceuta y Melilla España Inmigración Marruecos

Inmigración masiva en España ⬛ España anuncia la reapertura de las fronteras de Ceuta y Melilla con Marruecos en “los próximos días”


El ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, ha anunciado este miércoles que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla reabrirán sus fronteras con Marruecos en «los próximos días». Unas fronteras que, recuerden, llevan más de dos años cerradas entre la pandemia y la crisis diplomática abierta entre España y Marruecos. La sumisión de Sánchez a Marruecos sigue dando sus frutos. La pregunta es, ¿a qué precio?

Albares ha hecho el anuncio en Marrakech tras su reunión matutina con su homólogo marroquí, Naser Burita. Se trata de los primeros encuentros tras la presunta reconciliación entre ambos países a raíz del apoyo del Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez al plan de autonomía marroquí sobre el Sahara Occidental.

De este modo, se espera que la reapertura se aplique a personas y mercancías, aunque de forma «ordenada» y gradual». El ministro español ha explicado que la «decisión política» de la reapertura ya está acordada con Marruecos, pero ha advertido de que será el Ministerio del Interior español el que de luz verde al acuerdo y anuncie la fecha concreta. Según ha explicado, aún faltan por solventar algunos «aspectos prácticos».

En todo caso, explicó que la apertura de estos «pasos y aduanas» se aplicará tanto a personas a mercancías y que se hará de una forma «ordenada» y gradual», sin dar más detalles de las condiciones, que dejó en manos de Interior. Sea como fuere, lo único cierto es que las fronteras se reabrirán con sendas ciudades autónomas después de dos años de bloqueo.

Refuerzo

De forma paralela y para garantizar las necesidades de seguridad, el Ministerio del Interior ha implementado un refuerzo de los efectivos policiales tanto en Ceuta como en Melilla. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró este viernes durante la inauguración del nuevo puesto de la Guardia Civil en San Martín de la Vega (Madrid) que la reapertura de la frontera terrestre sería «inminente», aunque sin concretar fechas.

La actual orden de fronteras caduca a las 24.00 de este sábado 30 de abril (medianoche entre hoy sábado y mañana domingo). Desde el Ministerio del Interior se subraya que dicha orden incluye todas las restricciones que se aplican en la actualidad a las fronteras exteriores terrestres, marítimas y aéreas españolas en virtud de las recomendaciones del Consejo de la Unión Europea con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid.

La nueva orden dictada por Interior surtirá efectos desde las 00.00 horas del 1 de mayo de 2022 hasta las 24.00 horas del 15 de mayo de 2022, «sin perjuicio de su eventual modificación para responder a un cambio de circunstancia», señala el texto.



Fuente del artículo

Categorías
Ceuta y Melilla España Inmigración Pedro Sánchez

Inmigración masiva en España ⬛ Seguridad Nacional exige reforzar el control de Ceuta y Melilla ante la sumisión de Sánchez a Marruecos


Pedro Sánchez aseguró que la cesión del Sáhara garantizaba el buen entendimiento con Marruecos, el control de la inmigración y aseguraba la integridad territorial de Ceuta y Melilla como lo que son: plazas españolas. Pues bien, por lo visto, los primeros que no las tienen todas consigo son los responsables del departamento de Seguridad Nacional del propio Gobierno, que acaban de presentar su informe de cierre de 2021 con los retos para 2022 y reclaman un mayor control de Ceuta y Melilla.

Seguridad Nacional no se fía de los acuerdos alcanzados por Pedro Sánchez con Rabat. O, cuando menos, prefiere mantener la cautela. Su informe, con el sello del Ministerio de Presidencia del Gobierno del propio Pedro Sánchez, señala esas dos plazas españolas como áreas de fuerte peligro de inmigración ilegal y reclama un refuerzo de los sistemas de protección de estas ciudades autónomas.

El informe señala que “en cuanto a la mejora de capacidades, uno de los retos más importantes es continuar manteniendo, renovando y desarrollando los medios materiales y tecnológicos existentes para la vigilancia marítima y de fronteras, especialmente en aquellas zonas con mayor presión migratoria, como pueden ser Ceuta, Melilla, el Estrecho de Gibraltar, la zona del levante y las Islas Canarias”. Y señala, además, que “entre los proyectos previstos se encuentran: la modernización y ampliación del Sistema Integral de Vigilancia del Estrecho (SIVE), gestionado por la Guardia Civil; la actualización del Sistema de Identificación Automatizado de Matrículas o la implementación del Sistema Entry-Exit preceptivo en las fronteras exteriores de la UE”.

Algo que no encaja demasiado con los supuestos compromisos asumidos por Marruecos, según Sánchez, en la garantía de la integridad territorial y el control de la inmigración ilegal.

Implementar nuevas líneas de acción

De hecho, un apartado denominado “próximos pasos” incluye la siguiente petición: “Implementar las dos líneas de acción principales de la Estrategia de Seguridad Nacional de 2021, en el ámbito del fenómeno migratorio”, que son “el establecimiento de un sistema integral y colaborativo de información a nivel de la Administración General del Estado, que permita conocer en tiempo oportuno la situación de los flujos de inmigración, los recursos comprometidos en su gestión, así como las necesidades identificadas” y, en segundo lugar, “el fortalecimiento de la relación y los acuerdos con los países de origen y tránsito, para lograr una migración ordenada e impedir el tráfico de seres humanos”.

De hecho, Seguridad Nacional reclama igualmente ayuda exterior y pide “potenciar a nivel europeo —en el marco del nuevo Pacto sobre Migración y Asilo— la dimensión exterior migratoria, a partir del compromiso y voluntad política de los Estados miembros de apoyar a los países de origen y tránsito. Este apoyo debe desarrollarse tanto en el ámbito económico, con el refuerzo de las capacidades de sus fuerzas de seguridad; como en el ámbito técnico, a través de proyectos, asistencias y formación”.

Por último, el departamento dependiente de la propia Presidencia del Gobierno, exige “trabajar en la regulación normativa del sistema de acogida de los solicitantes de protección internacional, a fin de responder eficazmente a las necesidades de los solicitantes de protección internacional, de adaptarse a la realidad de los tiempos de tramitación de las solicitudes, de los perfiles recibidos y de las herramientas actualmente empleadas para establecer dichas condiciones”. Porque, con ello, se pretende otorgar mayor seguridad jurídica y favorecer “la transición a un modelo más institucional, que incrementa la cooperación entre administraciones públicas y la propia estabilidad del sistema de acogida”.

La versión de Seguridad Nacional llama la atención. Y es que no parece encajar con la decisión de Pedro Sánchez de, pese a la delicada situación en que se encuentran Ceuta y Melilla por la masiva llegada de la inmigración y la reivindicación de soberanía por parte de Marruecos, no aprobar de urgencia el «plan integral» para estas ciudades autónomas que anunció hace ya un año y que Seguridad Nacional destaca como «necesario».

La versión de Seguridad Nacional no parece encajar con la decisión de Pedro Sánchez de no aprobar un «plan integral»

Este plan, según fuentes gubernamentales, tiene como objetivo «abordar todos los aspectos que contribuyen a la seguridad de las dos ciudades autónomas», como son los asuntos «económicos, seguridad de fronteras, control en pasos fronterizos o seguridad de comunicaciones», entre otros. Fue anunciado en mayo del pasado año por el entonces jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, en plena crisis migratoria por la llegada a Ceuta de 10.000 inmigrantes irregulares en 48 horas procedentes de Marruecos. Redondo calificó esos hechos como «una prueba más» de la diversidad de retos que afronta la Seguridad Nacional y consideró que la crisis con Marruecos, «lejos» de circunscribirse a una crisis migratoria, era «una herramienta más de las utilizadas en el marco de las estrategias híbridas».

La nueva Estrategia de Seguridad Nacional -aprobada el pasado diciembre- también recoge por primera vez la orden al Gobierno de desarrollar un «plan integral de seguridad para Ceuta y Melilla». El documento no concreta más detalle, aunque sí advierte que estas ciudades autónomas «por su localización geográfica en el continente africano y por la especificidad de su frontera española y europea, requieren de una especial atención por parte de la Administración General del Estado para garantizar la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos».



Fuente del artículo

Categorías
Andalucía Ceuta Ceuta y Melilla España Inmigración Marruecos Melilla

Inmigración masiva en España ⬛ Sánchez seguirá escondiendo el plan de seguridad de Ceuta y Melilla para frenar la avalancha migratoria


La avalancha migratoria que las ciudades de Ceuta y Melilla vienen sufriendo en los últimos tiempos no tendrá un plan de seguridad claro. Y es que el Gobierno de Sánchez no hará público el denominado plan integral para las ciudades autónomas, que incluye la nueva Estrategia de Seguridad Nacional, aprobada en diciembre del pasado año.

Así lo revela en una respuesta parlamentaria a Vox, en la que el partido de Santiago Abascal preguntaba sobre las medidas concretas previstas dentro de ese plan de seguridad para las dos ciudades autónomas y su fecha de aprobación.

El plan integral para Ceuta y Melilla fue ya anunciado en el Congreso por Iván Redondo, exjefe de gabinete de Pedro Sánchez, en mayo del pasado año, coincidiendo con la crisis con Marruecos provocada por la avalancha migratoria en la valla de Ceuta.

Se trata de una previsión incluida en la Estrategia de Seguridad Nacional, que no desarrolla este punto pero apunta que las dos ciudades autónomas, por su situación geográfica y por la especificidad de su frontera, requieren de «una especial atención» por parte de la Administración «para garantizar la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos».

En la respuesta parlamentaria, el Gobierno explica que se trata de un plan integral de seguridad de carácter transversal, que requiere de la participación de varios ministerios y organismos públicos, así como de las autoridades de Ceuta y Melilla. También alude a la necesidad de contar con «numerosos y distintos» estudios previos.

«Por el momento, no es previsible que se publique porque su propia condición integral va a obligar, seguramente, a que sea clasificado total o parcialmente», asume el Ejecutivo.

Sánchez en Marruecos

Esta respuesta coincide con el reciente viaje de Pedro Sánchez a Marruecos, en el que firmó una declaración conjunta con el rey Mohamed VI en la que no se hace ninguna mención a la integridad territorial.

Sin embargo, Sánchez defendió después que la soberanía nacional «está fuera de toda duda, incluidas Ceuta y Melilla». Fuentes gubernamentales sostuvieron que España no necesita que Marruecos reconozca las dos ciudades autónomas como tampoco otras ciudades de la península y esgrimen que el Gobierno no tiene que hablar de la integridad territorial con ningún país.



Fuente del artículo